ELLA ENCONTRÓ UNA CURA PARA LA ARTRITIS Y DECIDE COMPARTIRLA CON EL MUNDO! ES INCREÍBLE!

Ernst Günte, gurú germano-estadounidense de la medicina natural, y autor del libro“Vivir sin enfermedad”, publicó un poderoso tratamiento para la cura de la artritis, el reumatísmo y todo tipo de padecimientos relacionados a nuestros huesos y articulaciones.







Mira a continuación, cual es la verdadera cura para la artritis, el reumatísmo y más enfermedades de esta índole.
Esta poderosa cura para la artritis y padecimientos relacionadas, está creada especificamente para combatir el dolor y la inflamación de todos aquellos padecimientos óseos y articulares, que atacan distinas zonas de nuestro cuerpo, como lo puden ser nuestras manos, pies, rodillas, piernas y más.

Conoce a continuación, la poderosa cura para la artritis, el reumatísmo y todo tipo de enfermedades óseas y articulares.

Conoce la cura para la artritis, el reumatísmo y otros padecimiento articulares y óseos

En ocasiones, la cura para la artritis y enfermedades de esta ínsole, suele constar de dolorosos tratamientos médicos y fisioterapéuticos. Nosotros a continuación, te mostraremos una solución natural y efectiva, para la cura de la artritis, el reumatísmo y todo tipo de enfermedades articulares y óseas.





Ingredientes:
  • Una papa
  • Un poco de linaza
  • Una cebolla
Procedimiento:
  1. Cocina una cuchara de linaza en 2 – 3 onzas de agua durante unos 10 minutos.
  2. Lava la papa y la cebolla muy bien, (con cáscara la papa y la cebolla pelada).

  3. Al enfriarse el preparado de linaza, agrégale la papa y la cebolla.
  4. Mezcla todo muy bien hasta crear una mezcla bien homogénea.
  5. Escurre luego el exceso de líquido.

Modo de aplicación:
Coloca el preparado en un guante o calcetín viejo, para luego llevarla a tus pies, manos o zonas adoloridas. Sostén luego el calcetín o guante con una bolsa, de modo que el líquido del preparado no se salga.
Si se trata de curar zonas como la cadera, espalda o alrededores, deberás de aplicar el preparado con una gasa, aplicando esta en la zona afectada, y dejándola actuar durante toda la noche, para en la mañana enjuagar la zona con jabón y agua fría.
Importante: Si notas que la cebolla irrita o daña tu peil, agrega un poco de aceite de oliva antes de aplicar el tratamiento, en la zona a tratar.
Realiza este tratamiento cada día, hasta que tus síntomas hayan desaparecido; te aseguramos que esta impresionante cura para la artritis y el reumatísmo, logrará acabar con todos tus dolores y molestias óseas y articulares.

PERSONAS ONLINE