Esta Radiografía impacta a doctores de todo el mundo – ahora su familia nos advierte a todos.






Cuando tenemos a un niño pequeño en casa sabemos que tenemos que tener mucho cuidado para evitar que se haga daño, es más hay muchas personas que acondicionan todo su hogar para que sus hijos no estén en peligro.


Muchas veces puede que la casa esté perfecta para que un niño no se caiga ni se lastime, sin embargo debemos estar muy al pendiente de ellos y de lo que hacen para estar seguros que no les va a sucedes nada.
Los niños, son niños y son inocentes y no sabe lo que está bien o lo que está mal, así que mucho menos van a saber que significa peligro para ellos, pues ellos solo quieren explorar, aprender y disfrutar de su niñez y es justo lo que deberían hacer.
El día de hoy nosotros te traemos la historia de un pequeño niño que aun teniendo todo el cuidado y la atención de sus padres, se vio envuelto en una situación bastante desesperante y peligrosa. Ni te imaginas que fue lo que pasó.





Mucho cuidado con los niños – Miren lo que arrojó esta radiografía



Cuando los niños están en la etapa de aprender a caminar es donde más hay peligros, pues estos pueden treparse incluso en zonas que son peligrosas o incluso caerse intentando levantarse, es casi imposible evitar que un niño se caiga a esta edad sin embargo aún así podemos prevenirlo estando un poco más al pendiente de ellos.
Esta historia servirá de espejo para muchos padres que ahora tienen sus hijos pequeños y de quien luego de leer esto estarán mucho más al pendiente para evitar desastres como este.
La madre de Chen Chen fue testigo de uno de los mayores sustos de su vida, ya verás porqué.
Resulta que el pequeñito Chen Chen, de origen chino y habitante de Estados Unidos, un día se encontraba saltando en su cama, divirtiéndose como cualquier otro niño, sin embargo de un momento a otro tropezó y se cayó al suelo de una manera estrepitosa golpeando su cabeza contra un enchufe que estaba en el suelo.
Lo increíble de todo es que el niño dio justo con la entrada del enchufe, la cual se le introdujo en la cabeza, así dijeron luego de que sus padres le llevaran al hospital y le hicieran radiografías.





Al pequeño, una vez que notaron esto en su cabeza, lo llevaron de inmediato a la sala de operaciones pues necesitaban extraerle el enchufe que tenía en la cabeza.
El procedimiento en la sala de operaciones demoró unas 3 horas que fue cuando le pudieron retira el enchufe de la cabeza del pequeño de 2 años de edad.
La operación fue un éxito, sin embargo los doctores esperan con optimismo que no hayan quedado secuelas a largo plazo.
Ahora que has leído esta historia seguramente estarás mucho más pendiente de tus pequeños cuando estén jugando.
Ayuda a difundir en tus redes sociales.

PERSONAS ONLINE